loader image

Uno de los grandes retos que se enfrentan los bachilleres en Colombia, luego de graduarse, es la posibilidad de conseguir un trabajo que les ayude a alcanzar sus objetivos de educación superior o de emprendimiento. Al terminar el bachillerato, en muchas ocasiones, no se tienen las habilidades requeridas para ingresar al mundo laboral; los jóvenes que quieren ayudar a sus familiares o comenzar a trabajar, se deben conformar con trabajos mal pagos o no aptos para ellos. Una gran alternativa para los estudiantes es graduarse de un colegio técnico, el cual abre las posibilidades laborales, empresariales y de emprendimiento a muy joven edad.

Una gran opción para los jóvenes que quieren comenzar su vida laboral, apenas terminan el bachillerato, es estudiar en un colegio con la opción de graduarse en una carrera técnica en simultáneo que obtenga el título de bachiller. 

Estas son algunas de las ventajas al estudiar en un  colegio técnico como El Colegio El libertador

– Formación altamente especializada y práctica

– Posibilidad de acceder al mercado laboral en corto tiempo.

– Formación de competencias, habilidades y destrezas para laborar en un área específica de los sectores productivos y de servicios.

– Capacidad de solucionar problemas específicos con soluciones prácticas y rápidas en su área de trabajo y en la vida misma.

– Diferentes universidades de prestigio en el país se han dado cuenta de la importancia de la formación técnica, por lo que con el paso del tiempo han abierto programas de este orden, con la posibilidad de continuar con la educación universitaria.

– A este tipo de egresados se le abren las puertas laborales, ofreciéndo la posibilidad de seguir creciendo en su proyecto de vida académico.

La crisis económica que atraviesa el mundo debido a los confinamientos que ha traído consigo la pandemia del coronavirus, sumado a otras tensiones internacionales y choques, ha hecho que las proyecciones para distintos indicadores económicos de los países vayan a niveles negativos, luego de que se estimara que este año sería bueno. Esta situación hace que los jóvenes recién graduados se enfrenten a un mundo laboral y económico muy distinto al que esperaban previo a esta coyuntura.

Contar con un título que acredite una carrera técnica será una ventaja competitiva para la nueva realidad y ayudará a los jóvenes a lograr sus objetivos profesionales y financieros.